banner-video

Nuestra Fundadora

Laurie Mezzalingua fue un firme defensora de los sobrevivientes de cáncer de mama después de haber sido diagnosticada con cáncer de mama en 1997 a la edad de 29 años. Ella reorientó su carrera para luchar contra esta enfermedad y se convirtió en una apasionada defensora de apoyo al paciente.

Vida De Laurie

Nacida en Manlius, NY, el 10 de junio 1968, Laurie Mezzalingua era la tercera de seis hijos. Una erudito de por vida, se graduó de Manlius Pebble Hill en 1986 y la Universidad de Boston, donde obtuvo dos especializaciones, en la historia china y las comunicaciones, en 1990.

Antes de su diagnóstico de cáncer de mama, Laurie era activa en PPC, el negocio de su familia. Se desempeñó en una variedad de papeles y estaba muy orgullosa de ser la presidente fundadora de Kajola Kristada, una compañía de fabricación con sede en el Caribe en la isla de St. Kitts, W.I.

En 1997, Laurie fue diagnosticada con cáncer de mama a la edad de 29 años. Mientras luchaba con la enfermedad, se convirtió en una defensora apasionada y vocal de apoyo al paciente. Su voz y habilidades de liderazgo fueron reconocidas y dio un llamado de acción cuando se convirtió en presidente de la Fundación del cáncer de mama Susan G. Komen. Ocupó ese cargo durante dos años y sirvió en el consejo de directores por seis, dos veces presidió el evento de la carrera por la cura. Su participación fue tan impactante que la oficina nacional la honró con el premio nacional del voluntario sobresaliente de la fundación del cáncer de mama Susan G. Komen en 2005.

Laurie amó la música toda su vida y en sus últimos años de vida estudió piano, interpretó su primer recital en el 2005. Ella era una editora de vídeo autodidacta, talentosa, que creó momentos emblemáticos de la vida de su familia y amigos. Sus temas favoritos eran sus sobrinas y sobrinos.

Laurie era una de las favoritas entre su familia y amigos para ser madrina de sus hijos, y se ganó ese honor en seis ocasiones. Le encantaba la autenticidad y la bondad de los niños y se conectaba con ellos en todos los niveles. Este entusiasmo llevó a sus padres en el 2005 a donar un edificio que albergaba todos los programas de pre-kindergarten y kindergarten en el Campus de Manlius Pebble Hill y fue nombrado Centro de Educación Temprana Laurie Mezzalingua.

Ella tenía un don poco común de expresarse en sus discursos y escribía con gracia, sentimiento y claridad. Muchos tuvieron la oportunidad de ser conmovidos por sus palabras. Fue nombrada en el 2005 Ciudadana del Año por el Templo Adath Yeshuru y en el 2006 fue la oradora principal en el acto de graduación de la escuela de Manlius Pebble Hill. En ambas ocasiones habló conmovedoramente acerca de la capacidad de ver lo extraordinario de su diagnostico de cáncer, dijo ” hay más belleza, triunfo y verdad en una sala de infusión que lo que usted verá en un escenario, en un estadio, o en una canción”.

Ella era amada como ella amaba. “Todo lo que hizo fue con el corazón”, dijo Monseñor Yeazel, su pastor en la Iglesia de Santa Cruz. “Me gustaba visitarla para proporcionarle apoyo en sus últimos días, y ella me preguntaba” ¿Qué puedo hacer por usted? Su sentido del humor y su compasión resultaba en una conexión instantánea con las personas que conocía y los que empezaba a conocer. “La devoción de Laurie a Dios y su fé le trajo paz duradera. Sus oraciones diarias siempre comenzaban con una expresión de gratitud por todas sus bendiciones y la aceptación de su enfermedad. Ella se consolaba al saber que ella sería bien recibida por sus familiares y amigos que se adelantaron a ella. Aspectos más destacados de su vida reciente fueron sus peregrinaciones al santuario de la Virgen en Lourdes, Francia, donde viajó y se ofreció para ayudar a los enfermos con la Orden de Malta.

La partida de Laurie el 4 de julio del 2009 fue simbólica. Ella era una mujer elegante e independiente que trazó su propio camino en la vida. Ella tuvo el coraje de retar a sus médicos del hemisferio oeste, exigiendo más de lo que eran capaces de dar, tuvo la gracia de aceptar sus limitaciones, y la voluntad de experimentar las terapias alternativas chinas que extendieron su vida por más de seis años. Ella tenía una vida hermosa.